La importancia de desarrollar tu marca personal

Antes, tu experiencia laboral podía ser resumida en una o dos páginas. Hoy es casi imposible: cada persona tiene un gran abanico de facetas personales y profesionales que hacen que sea un poco difícil combinar todo la simpleza de un CV. Es por eso, que el concepto de ‘marca personal’ toma tanta fuerza.

Tal vez te suena un tanto fuerte, porque de alguna manera se trata de pensar a las personas como una marca.

A mí me gusta porque supone tomar al ser como un todo, como un sistema mucho más complejo que puede ofrecer múltiples tareas, servicios, formas de trabajos y mucho valor. 

Se trata de incluir no sólo tus datos profesionales, sino que tener en cuenta tu imagen, tus temas de interés y el rol que cumplís en la sociedad.

Hoy es clave considerar todo lo que Google arroja sobre vos. Pensá en que te centrás sólo en el Currículum Vitae y los que lo analizan hacen algo tan simple como googlearlo. ¿Qué pasaría?, ¿qué encontrarían?, ¿sería coherente con lo que mostraste en tu CV?

Si todo esto te parece mucho, no te preocupes, voy a incluír consejos para poner al 100 tu imagen en internet. ¿Qué mejor momento que el de ahora para ocuparse de esto?

Y en este artículo no estoy escribiéndole sólo a los que buscan trabajo o quieren ofrecer sus servicios, también es conveniente que refuerces tu marca personal si sos empresaria o dirigís un equipo. Tené en cuenta que las personas que están por trabajar con vos, también van a googlearte e investigar tu perfil.

via GIPHY

La marca personal se construye con el paso de los años, no creas que es cuestión de una tarde. Pero si aún no empezaste, nunca es tarde para hacerlo. Creéme que te va a dar más puntos que el que no la tiene.

Otro factor a considerar es que hoy cualquier persona puede hacerse reconocido y/o tener una audiencia aunque sea pequeña o grande, sobre algún tema en particular y eso es lo que te da un valor agregado: cuando los demás reconocen tu trabajo, queda validado y ganás autoridad en ese sector.

Cómo empecé con mi marca personal

A los 20 estaba haciendo un trabajo práctico en la facultad mientras cursaba la licenciatura en Comunicación Social que me inspiró a abrir este blog que leés ahora para mostrar los temas que me interesaban y desde ese momento no paré de publicar. En el transcurso de 10 años me recibí, empecé a trabajar, abrí redes sociales y me mudé a México. Esos cambios necesarios fueron transformando la temática y la estética de mi ‘marca’, porque aprendí muchas cosas y crecí, sin embargo sigue siendo 100% personal, y eso es lo que me gusta.

Todo el trabajo que hice lo mostré siempre para buscar empleos en otros ámbitos. Luego te das cuenta de que todo lo que hagas se va relacionando entre sí y lo que aprendiste antes lo aplicás en otra oportunidad, así que siempre es bueno saber mostrar tu experiencia y tus capacidades.

Tener una marca personal sólida va a posibilitar que combines tu pasión con tu trabajo y que no sea algo que tenés que vivir de forma separada. Creo que muchos de nosotros buscamos eso, y es genial. ¿Por qué? porque te mostras al 100 ante la persona para la que o con la que cual vas a trabajar y se puede crear una propuesta más personal y amoldada a tu estilo y a lo que podés ofrecer.

Cómo forjar tu marca personal y no morir en el intento

Empezá por pensar quién sos, qué hiciste, qué objetivos tenés y qué es lo que te gusta ofrecer, brindar, comunicar, hacer y cómo te querés mostrar. Tener claro quién sos te va a posicionar distinto y te va a hacer auténtica.

Googleate y fijate qué aparece. ¿Hay algo que quieras borrar?, ¿Hay algo que puedas editar? Tal vez te das cuenta de que tenés un perfil de Linkedin sin actualizar o una imagen que no querés que se vea en tu perfil de Facebook. Hacé un escaneo de todo y poné manos a la obra.

Empezá a usar redes sociales de manera profesional. Si lo tuyo no son las redes sociales no importa, mejor mantené todo privado pero sí usá por ejemplo, Linkedin. Tenelo con una buena foto de perfil y actualizado. Es una gran herramienta para mostrar una respetable y sobria marca personal en internet.

Mostrá tu trabajo. ¿Sos diseñadora gráfica pero no tenés un perfil de Behance o un buen portfolio online? Mostrar tu trabajo es esencial para tener una efectiva marca personal. Internet es tu Currículum, así que aprovechá para dar a conocer todo tu potencial de la manera más fácil y clara. Una buena forma de aprovechar este punto es usar a las redes sociales como herramienta. Tené en cuenta todas las que hay, no sólo Instagram o Facebook. Una muy buena es Pinterest, por ejemplo. Ahí las personas hacen muchas búsquedas específicas y además de mostrar tu trabajo con la mejor estética y con links a otros sitios, podés usarlo como una vidriera a la comunidad y así generar más ventas y seguidores.

via GIPHY

Analizá cómo te describes. Tenés que tenerlo súper claro, porque va a depender de qué oportunidades laborales puedas encontrar. Verificá faltas de ortografía y asegurate de que se entienda bien y tenga una coherencia global entre todas tus redes, sitios y CV. Incluí todos los logros que hiciste en todos los ámbitos y hacé un fuerte desarrollo en el sector profesional.

Revisá tu foto de perfil. La primera imagen vale más que mil palabras. Tu foto en bikini es genial, pero tal vez para tu cuenta de Facebook. Sé bien clara con las fotos que estás mostrando para lograr impactar con la imagen que quieras. Si no tenés buen material, te aconsejo dedicarle un rato a una sesión con luz natural y un buen outfit fresco y profesional a la vez. Posá, sonreí y mostrate haciendo lo que más te gusta para ofrecer una imagen humana y única.