Sobre iniciarse en el minimalismo y ordenarse por completo

Descubrí una forma de tener más claras mis ideas y es a través de ordenar mis cosas. Hace varias semanas que estoy enfocada en renovar objetos materiales y todo tipo de información digital que se acumula y bastante y más creando contenido todo el tiempo.

Se trata de reducir a lo esencial y despojar de elementos sobrantes, que son los conceptos básicos del minimalismo.

Lo más importante es que tu cerebro selecciona y se enfoca más fácil, porque le estás dejando de alguna manera “el camino más limpio”. Además, es una buena forma de dejar atrás los asuntos del pasado y valorar lo que ya tenés.

Tenía ganas de hacer algo así, pero nunca encontraba tiempo y ahora por fin pude hacerlo. El empujón que encontré fue un amigo que me reorganizó unos muebles en casa y agregó unos detalles de plantas. Esos aires de renovación me inspiraron a seguir.

Lo mejor para no marearse es ir por secciones: por ejemplo accesorios, cocina, celular, fotos, vestidor. Y si querés hacerlo más completo, armá un checklist con todo lo que queres revisar y renovar.

Lo que hice ¿Agregarías alguno?

Plano digital | El frecuentísimo uso del celular y la computadora generan una gran cantidad de información que cada tanto tiene que ser seleccionada. Mis básicos:

  • Desuscribirse de mails basura: dejá de pasarte minutos y minutos borrandolos de tu casilla día a día y eliminalos por completo. Abajo de cada mail hay un link a ‘desuscribirse’, asegurate de que quede hecho.
  • Organizá tus fotos y videos: ¿tu teléfono no da más de memoria, pero seguís borrando apps? Es hora de ordenarlo, hacer respaldos y eliminar lo que ya no te sirve.
  • Borrar todo tipo de información vieja: mails, contraseñas guardadas obsoletas, historiales de navegación y una que te carga mucho el celular y generalmente pasa desapercibida: las conversaciones de Whatsapp.
Una buena oportunidad para revisar y lavar todos tus pinceles de maquillaje, tirar productos vencidos y ver qué tenés que ni te acordabas. Tu bolsa de make up va a estar livianita y vas a encontrar todo más fácil.
Una buena oportunidad para revisar y lavar todos tus pinceles de maquillaje, tirar productos vencidos y ver qué tenés que ni te acordabas. Tu bolsa de make up va a estar livianita y vas a encontrar todo más fácil.

Plano material | Es hora de poner manos a la obra y reorganizar tus objetos y descartar lo que te ocupa espacio.

  • Cambiar muebles de lugar. Le hace bien a tu cabecita renovar el mapa mental de donde está el sillón o la mesa. Refrescá la vista de tu lugar preferido.
  • Tirar cosas viejas: revisar cajones, cajoncitos y cajitas y seleccionar entre papeles y objetos que ya podemos regalar o reciclar.
  • Organizar tu ropa: descartar lo que ya no te gusta, modificar algunas prendas, armar outfits.

Lo bueno de hacer este tipo de limpiezas es que te ayuda a darte cuenta de todo lo que tenés y podés reutilizar, por ejemplo para mí, desde una prenda que no me acordaba que tenía o una foto para Instagram que había quedado sin publicar. A veces nos enfocamos tanto en ‘tener más’, que descuidamos lo nuestro.

Se siente súper y es una muy buena forma de llevar un buen cuidado de tu espacio y de vos, de tus ideas y proyectos. Cuando te ponés a ordenar y limpiar, mágicamente se ordena todo lo demás

➳ VIDEOS RELACIONADOS

FLOR GAONA
THE MINIMALISTS

Despejá el panorama, hacete cada vez más liviano, regalá, reutilizá y pensá antes de comprar algo nuevo. ¡Linda semana!