Un helado saludable sí es posible: cómo hacer tu smoothie bowl

¿Qué tal si te digo que podés disfrutar un helado hecho en casa con un par de frutas y sin azúcar agregada? Se llaman smoothie bowl, porque es como un batido o smoothie pero un poco más espeso y se come en un recipiente, tal como si comieras un tazón de yogurt.

Eso no es todo: lo más interesante son los toppings. Desde chocolate picado, hasta frutas disecadas, pasando por frutos secos como almendras y granola. Además de que le van a agregar mucho sabor al plato, son la clave para decorarlos y lograr la foto ideal que seguro te dan ganas de hacer antes de probarlo.

via GIPHY

Te paso los tips para hacer tu smoothie bowl, es más fácil de lo que pensás:

Elementos básicos:

  • Frutas
  • Licuadora

♡ Lo mejor es tener frutas trozadas y meterlas en el congelador o freezer por un rato, porque le van a dar una textura bien cremosa. Yo siempre que me acuerdo o cuando compro muchas frutas, las guardo ahí y siempre alguna tengo. Podés usar todas congeladas o algunas sí y otras no.

La versión más healthy: con spirulina y menta.
Photo by Keri liwi on Unsplash

♡ Luego metés todo en la licuradora o procesadora. Yo tengo licuadora y si me aseguro de meter los trozos cortaditos, va súper. Ahí podés agregar un poco de leche vegetal o yogurth para que la mezcla quede bien espesa. Otro ingrediente que ayuda a generar más consistencia y aporte nutricional son las semillas de chia: si las tenés remojadas del día anterior, ¡mejor aún!

smoothie bowl receta mango y banana sano natural helado suger free
Este tiene banana y mango, ¡super suavecito!
Photo by Tetiana Bykovets on Unsplash

♡ Otro elemento que podés considerar en este paso es agregarle algún ingrediente en polvo: por ejemplo, si querés un smoothie bowl con gusto a chocolate, le ponés cacao amargo en polvo, si querés que tu plato se vea de color amarillo, con sólo una cucharadita de cúrcuma lo lográs. Si además querés que tenga un boost de energía, optá por la spirulina; en este caso te va a quedar de un color verde súper llamativo.

via GIPHY

♡ Una vez que lo licuás y se integra bien, es hora de pasarlo a un recipiente y agregarle los toppings. Aquí no hay límites, pero te digo los que más uso:

  • Granola
  • Frutos secos
  • Manteca de maní (cacahuate)
  • Otras frutas como arándanos, fresas en rodajas, banana, etc. Elegí las que más resalten con el color de tu smoothie 😉
  • Miel o syrup
  • Semillas como pepitas de calabaza, de lino o chia
  • Chocolate picado (mmmmmm)
Este es de banana y tiene un topping de fresas, banana y chocolate picado con chispas de colores, ¡me encanta la decoración!
Photo by Taylor Kiser on Unsplash