Piel suave e hidratada con sólo 2 ingredientes

Una piel suave e hidratada es un must en todas las épocas del año. Pero antes del comienzo del verano, si pasaste por un invierno con mucha ropa encima, es vital realizar este tratamiento fácil una vez por semana para que tu piel se vea hermosa y nutrida.

Hay varios beneficios de preparar esta mezcla, además de lo linda que se ve la piel al usarla:

  • Si te depilás, los resultados van a ser mucho mejores y vas a evitar que los bellos se encarnen y queden abajo de la piel.
  • Tu bronceado va a durar más: aunque tomes sol o uses autobronceante es más factible que quedes con un tono dorado si tu piel está en perfectas condiciones.
  • Es sustentable y natural: ¿sabías que los exfoliantes que comprás en el supermercado tienen pequeñas esferas plásticas que contaminan el mar?
  • Es económica: la hacés en casa con 2 ingredientes que seguro tenés.

Necesitás solo limón y azúcar. Si tenés la piel muy seca, te aconsejo agregar aceite de oliva o de coco para lograr que se vea más suave e hidratada.

Poné los ingredientes en un bowl. La idea es que quede una mezcla integrada bien espesa en la que se noten los granos del azúcar.

Antes de entrar en la ducha, pasátelo por todo el cuerpo con movimientos circulares: empezá por los pies, seguí por las piernas, muslos y cola. Hacé énfasis en esa zona, así activás la circulación y ayudas a drenar o prevenir la celulitis.

Luego pasalo por la panza, pecho, brazos, con énfasis en los codos y terminá en la cara. Aquí no hagas mucha presión y pasalo de manera más suave.